Una de las tareas más importantes es la de enseñar el agradecimiento a nuestros niños. Sentirse agradecidos va más allá de saber dar las gracias, es darse cuenta realmente de la suerte que tenemos y de lo maravilloso que es despertarse cada mañana.

Aquí tenéis unas cuantas ideas para ayudar a que vuestros niños se den cuenta de la suerte que tienen y den gracias por ello:

¿Sabías que los ingleses llaman a las cartas que menciono en el vídeo Bread and Butter letters? Antiguamente la mantequilla (un producto muy escaso durante la época de los racionamientos) se usaba solo para los invitados y de ahí el nombre.

¿Qué otras herramientas usas con tus hijos para inculcarles el agradecimiento? No olvides compartirlas aquí abajo.

 

 

 

 

SHARe iT :)