Ya está aquí el verano y, como todos los años, es tiempo de un nuevo desafío.

Hace dos años aprendimos juntos a sacar los ojos de las pantallas y a mirar el mundo de manera diferente. Así nació el #eyebombing

El año pasado marcó el boom de los whatsapp de clase. Era el momento de fomentar la autonomía y la independencia en nuestros niños y por eso llegó el #retrosummer2015

El desafío de este año nació en mi cabeza hace unos meses, cuando compartí este vídeo en el canal. En pocos días mi correo se llenó con decenas y decenas de mensajes. Eran las historias de madres que hacen de todo para que sus nenes sigan sus sueños, pero han olvidado los suyos. Madres que en medio a mil prioridades ya no saben quien son o para lo que valen. Madres que no tienen tiempo para aprender y mejorar, porque el perfeccionismo que nos rodea les obliga a darlo todo en el trabajo, con los hijos y en la casa.

Así que, este verano, te invito a escoger tu #SuperReto personal. Retoma ese hobby que has abandonado o lánzate a por eso que siempre has querido aprender. Tres meses. 90 días. Demuestra a ti misma que si quieres puedes hacerlo. Sé un ejemplo de tesón y determinación para tus hijos y, sobre todo, pásatelo bien.

Cultiva tu pasión y tus hijos cultivarán la suya. Relájate y diviértete probando cosas nuevas y tus nenes aprenderán a hacer lo mismo.

Y como ya sabes que jamás te pediría algo que yo no haya hecho primero, aquí tienes mi #SuperReto. 90 días aprendiendo algo desde cero que siempre quise hacer. ¿Fue difícil encontrar el tiempo? Sí. ¿Tuve ganas de abandonar en el proceso? También. Pero lo conseguí. Y por eso estoy convencida de que tú también podrás hacerlo:

¿Y tú, qué vas a aprender?

Cuéntamelo usando #SuperReto.

Estoy convencida de que cuando las cosas tienen que suceder el destino nos ayuda poniendo un poco de su parte. Justo cuando nacía el concepto del #SuperReto mi amigo Antonio Sañudo me presentó al equipo de Rafiki Bora. Una ONG pequeñita, pero con un gran corazón.

Su misión es conseguir escolarizar a los nenes del slum de Mukuru, en Nairobi.

Niños que sueñan con aprender, pero no pueden.

Juntos hemos creado las pulseras del #SuperReto. Llévalas este verano para recordarte del compromiso que tienes contigo misma. Todos los beneficios (gracias a la generosidad del equipo de Tipitoo) irán para la educación de los niños de Mukuru. Puedes comprarlas en La Mar de Letras o en La Librairie.

SHARe iT :)