Ya sabes que soy de la opinión de que el verano es para disfrutar, descansar y aburrirse haciendo “nada”.

Pero algunas madres me han escrito porque en el colegio les han pedido que sus hijos repasen una o más asignaturas. ¿Qué hacer en este caso? Desde luego para mi lo peor es sentarles delante de los clásicos cuadernillos de verano. Es el momento de buscar ideas para que el aprendizaje se vuelva un juego y los niños repasen casi sin darse cuenta. Si en sus cabezas aprender es divertido puede que vuelvan en septiembre al cole con ganas de seguir haciéndolo.

Por eso hoy te traigo un vídeo que grabé hace bastante tiempo. Tenía previsto subirlo al principio del próximo curso, pero creo que esta herramienta puede ser muy útil para esos nenes que este verano, por el motivo que sea, necesitan reforzar un poco las materias del cole. Es un juego que pueden disfrutar solos o con sus amiguitos. Porque, no me cansaré de decirlo, los deberes y las tareas del cole son cosa de los niños y no de los padres. La autonomía a la hora de aprender es clave y sentarse con un niño a hacer los deberes es una costumbre que, lejos de ayudarle, le traerá solo problemas.

Espero que tus niños disfruten estos juegos!

Si te han gustado estas ideas aquí tienes más para repasar jugando.

¿Y en tu familia? ¿Necesitan repasar algo tus hijos? ¿Cómo van a hacerlo? No te olvides dejarme tus ideas aquí debajo, seguro que nos resultan a  todos súper útiles.

 

SHARe iT :)