La preadolescencia es un tema que, este año, me toca de lleno. Una de mis hijas ha cumplido once años y estoy aprendiendo con ella a manejar esta importante etapa.

Todas las fases por las que pasan nuestros hijos tienen sus ventajas y sus desventajas, la preadolescencia también. Y, como en todas las fases, no hay un manual. Ningún padre nace ya “enseñado”. Se trata de probar y de intentar dar lo mejor de nosotros mismos, corrigiendo por el camino lo que vamos haciendo mal y atesorando lo bueno para los hermanos/as que vienen detrás.

En el vídeo de hoy he querido compartir cómo lo estoy enfocando, con la esperanza de que te sea útil y de que puedas añadir tu experiencia para ayudarme a hacerlo mejor.

Todo empieza con una frase que leí este verano y me encantó: “Llega un momento en el que has de dejar de ser consejero de tus hijos para pasar a ser animador” (Stop being an advisor, start being a cheerleader):

Las mujeres inspiradoras que menciono en el vídeo, (por si queréis aprender de ellas) son: Mellody Hobson y Peggy Whitson.

¿Tienes o has tenido preadolescentes en casa? ¿Qué ventajas y desafíos ves a esta etapa? ¿Qué otras ideas o consejos puedes aportar? Me encantará leer tus reflexiones. Y si el vídeo te ha resultado útil no olvides compartirlo con quien pudiera necesitarlo.

 

 

SHARe iT :)