kindness Sparks & Rockets

La amabilidad no está de moda. Y es una pena, porque es infalible. Por muy estresadas, tristes o de mal humor que estemos, basta intercambiar una sonrisa con un desconocido o que alguien te aguante la puerta del metro para levantarnos la moral y mejorar nuestro día.

Hemos progresado en tantas cosas, pero en el camino se nos cayó la amabilidad y no hemos vuelto a recogerla. Lo bueno es que cuando la vemos sigue emocionándonos, porque creo, que en el fondo, sigue siendo innata al ser humano:

Te propongo un desafío: cierra los ojos y piensa un número, del 1 al 10. Luego lee la frase correspondiente y antes de que acabe la semana intenta hacer ese ejercicio:

1-Llama o escribe a ese amigo que ha empezado un proyecto y dile lo mucho que crees en su idea.

2-Manda una postal a tu madre o a tu padre, sobre todo si viven en tu mismo lugar.

3-Deja tus consejos de viaje en una guía (más info aquí)

4-Piensa en algún recuerdo que te haga sonreír y escribe a la persona que estaba contigo ese día para recordárselo.

5-Compra un billete extra de metro o de autobús y regálaselo a un desconocido.

6-Dedica una hora a enseñar algo a un niño (tu hijo, tu sobrino, el hijo de tus amigos…): cómo atarse los zapatos, cómo hacer un postre, cómo girar un trompo…

7-Sonríe a los primeros 5 desconocidos con los que te cruces.

8-Recopila libros y/o dvds que hayas ya disfrutado y dónalos a tu biblioteca.

9-Ofrécete un par de horas como babysitter a alguna amiga (una compañera del trabajo, una madre de tu cole, tu hermana, tu cuñada…).

10-Busca un professor de tu infancia que recuerdes con cariño y escríbele para decírselo.

¿Qué otros ejercicios se te ocuren? ¡Pongamos la amabilidad de moda de nuevo!

SHARe iT :)