“Nadie va a darte el permiso de ser tu mismo o de ser tu prioridad. Tienes que pedirlo tú”, dijo Oprah una vez.

El caso es que la primera persona a la que has de pedirlo es a ti misma. Y esto, sobre todo a las mujeres, nos suele costar. No nos damos el permiso de decir no, de ser la prioridad en nuestras agendas, de emprender, de cambiar…

En el vídeo de hoy, ideas y herramientas para conseguir ese empujón necesario y darte, por fin, el permiso de ser tu mejor versión:

¿Cuál de ellas te ha parecido más útil? ¿En qué faceta de tu vida necesitas darte el permiso? No olvides dejarme tus reflexiones aquí debajo.

 

SHARe iT :)